Las siete cámaras que nuclean a los choferes de cargas del sector realizarán una presentación formal contra el aumento de un 40 por ciento en la tarifa de la conexión vial autorizado por la Provincia. “No se condice con ningún índice”, dijeron los referentes.

El presidente de la Asociación de Transportistas de Carga de Rosario (Atcr), Alfredo Guagliano, anunció que desde el sector rechazan la medida que fue autorizada por el gobierno provincial para aumentar el peaje de la autopista Rosario–Santa Fe. “En un año aumentó un 40 por ciento, y con obras que nunca se han hecho, salvo pequeños parches”, resumió Guagliano en diálogo con el programa “Esto Recién Empieza” de Radio Del Plata Rosario.

“No se condice con ningún índice esa cifra”, señaló el dirigente al mismo tiempo que reconoció: “Es un momento muy difícil, actividad hay pero no hay rentabilidad, y te encontrás con esta decisión unilateral de aumentar un 40 por ciento el peaje. Nosotros no lo podemos asimilar imagínate cualquier otro automovilista”, opinó Guagliano.

El jueves pasado, el gobierno provincial, a través del Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, autorizó un importante aumento, de un 40 por ciento, en los peajes de la autopista Brigadier López que se puso en vigencia ayer.

De esta manera, para un automóvil que cubre el trayecto entre Rosario y Santa Fe (dos cabinas) el nuevo costo es de 40 pesos contra los 28 que se abonaba hasta el domingo. Mientras que las cabinas de acceso a las localidades, el costo del peaje que era de 3,50 pesos pasó a costar 5 pesos.

Falta de obras

“El problema más grave además de lo caro que es el peaje, es que no hacen obras. Estamos totalmente disconformes. Hay pozos, huellas, no está como tiene que estar. Yo no entiendo el criterio, pero si el gobierno autorizó esto entonces nosotros vamos a presentar la queja mediante las presentaciones pertinentes, porque no estamos en condiciones de asumir ese costo”, advirtió Guagliano.

En este sentido, el dirigente comparó la situación de la autopista Panamericana, que es una de las más caras del país y sin embargo, está en condiciones. “Esto es un abuso, porque no está en condiciones y termina siendo el peaje más caro del país”, lamentó.

Por otra parte, el dirigente dijo que “si hay un aumento que sea razonable. Esta concesión tiene cuatro años y prometieron obras que nunca se hicieron. No hay problema de que aumenten pero que hagan las obras”, se quejó el transportista para referirse a la empresa Arssa.

Dos fuertes aumentos en un año

El último incremento para transitar la traza que tiene a cargo la empresa Autopista Rosario-Santa Fe S.A. (Arssa), que también había sido de un 40 por ciento, se dio en agosto del año pasado. Arssa es una Unión Transitoria de Empresas (UTE) integrada por las firmas Milicic, Laromet, Obring, Pecam, Rovial y Vial Agro (todas sociedades anónimas), que opera la autopista Rosario–Santa Fe desde el año 2010.

Fuente: En Foco XXI – El Argentino

(Visited 9 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here