La reiteración de pérdidas incalculables, la impotencia de verse ignorados, la inacción a lo largo del tiempo, el hartazgo de ver sus explotaciones diezmadas y el temor de lo que puede acontecer con El Niño, hizo que productores de Colonia Bigand, Colonia Fidela, Colonia Aldao, Castellanos, Egusquiza, Sunchales y Vila, con el acompañamiento de presidentes comunales, mantuvieran un encuentro para delinear acciones conjuntas para intentar la búsqueda de una solución integral que logre proteger al sector productivo de esta región.

El encuentro al que hacemos referencia se concretó el pasado jueves 1 de octubre en el salón de Usos Múltiples de la Comuna anfitriona.

Las exposiciones se prolongaron por un lapso prolongado y las voces de cada uno de ellos confluían en los planteamientos, por ejemplo al señalar que hace años que pelean aguas abajo -donde se encuentran las explotaciones que nos ocupan- para que hagan las obras como corresponde, es decir empezar la obra desde aguas abajo hacia aguas arriba, puntualizando que el modo en que se empezó a trabajar se facilita la inundación desde la Ruta 70 hacia el norte.

También, y en relación a la situación actual, se señaló una suerte de favoritismo para distritos ubicados al sur de la Ruta 70 los que, según se señaló, logran permisos acelerados, mientras que los que están ubicados al norte no logran autorización para nada.

En el mismo encuentro se puso de relieve el mal funcionamiento de los canales secundarios, los que en las últimas inundaciones no funcionaron, llevando el caudal de oeste a este.

Un funcionario del gobierno provincial, el director de Drenajes y Retenciones del Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente de Santa Fe, Alberto Mitri, fue cuestionado severamente por los presentes, por no atender sus pedidos, por no considerar propuestas que aportarían soluciones para todos.

Por ese motivo, al finalizar la reunión fue elaborada un acta, refrendada por todos los asistentes en la que se pone de manifiesto que quienes participaron del cónclave son productores preocupados por la Cuenca del Vila Cululú y sus afluentes de provincias vecinas que desean dejar sentados puntos de disidencia en el manejo actual.

“Respetando a las autoridades en sus funciones con intereses que no coinciden con las preocupaciones expresas en la presente reunión donde entre otras y para compartir perjuicios y beneficios con un espíritu amplio para quienes tienen afectaciones directas o indirectas llegamos a las siguientes conclusiones:

1) Es prioritario, coincidiendo con los casos puntuales, aplicar un sentido común para quienes son gobierno se vean beneficiados con una mejor recaudación fiscal.

2) Si recibimos aguas interprovinciales por qué no bifurcar los excedentes y adecuar las obras de arte.

3) La nivelación óptima del rasante -plateas- con compromiso de mantenimiento de los puntos críticos.

4) Frenar la planificación de modificaciones y ejecuciones de puentes y dragados, aguas arriba, sin haber hecho lo propio en aguas abajo. Teniendo en cuenta que por la cuenca del arroyo Cululú pasa el mayor porcentaje del escurrimiento de las aguas del departamento Castellanos.

5) Planificación ordenada de los trasvasamientos de aguas de una misma cuenca.

Concluye el escrito -que será elevado a las autoridades pertinentes- “nos moviliza una sola preocupación que se resume en dar beneficios a todos, compartir los excedentes en forma ordenada primando los intereses colectivos por sobre los particulares, con el formal pedido de audiencia urgente al Ministro de Aguas y Gobernador y/o autoridades electas”.

Fuente: En Foco XXI – La Opinión

(Visited 3 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here