El gobierno nacional prometió extender y ampliar los subsidios a los productores tamberos, para amortiguar el impacto de la crisis del sector. Así lo informaron el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, y el subsecretario de Lechería de la Nación, Alejandro Sanmartino, durante una reunión que mantuvieron con los ministros de Producción de Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires y Entre Ríos.

El titular de la cartera productiva santafesina, Luis Contigiani, explicó que los funcionarios nacionales están analizando medidas para acercar el ingreso de los tamberos, que hoy reciben 2,20 pesos por litro de leche entregada a las fábricas, al costo de producción, de tres pesos sin amortizaciones. La recomposición del precio de la leche para el sector primario, que bajó un peso por litro en menos de un año, fue el reclamo más enfático de Santa Fe.

Según trascendió, la nueva administración nacional prevé extender por tres meses el sistema de subsidios que implementó a principios de año el ex ministro Axel Kicillof. Pero la compensación se elevaría de 0,30 peso por litro a 0,40 peso por litro para tambos con producción de hasta 2.900 litros diarios. También modificaría el sistema de gestión, con mayor participación de la industria. Por otra parte, se pagaría en forma retroactiva el subsidio por la leche de julio, que se publicó en el Boletín Oficial pero no se depositó.

El subsidio empezaría a cobrar en febrero, por la leche entregada en enero. A través de mecanismos compensatorios, el gobierno frenaría la baja de precios este mes y lograría un pequeño aumento en el primer mes de 2016.

También se acordó trabajar en conjunto Nación y provincias para profundizar los programas de créditos subsidiados para los productores.

Los anuncios podrían oficializarse entre el lunes y martes de la próxima semana. Desde el gobierno nacional apuestan a que la situación de la lechería mejore con la liberación de las exportaciones.

Contigiani, en cambio, no se mostró tan optimista. Consideró que la “tormenta perfecta” que afecta a la lechería se profundiza por un escenario de comercio internacional que no mejoraría hasta la segunda mitad del 2016. También mostró su preocupación por el deterioro de la relación maíz-leche que se produjo como consecuencia de la baja de las retenciones. Y enfatizó la necesidad de trabajar para mejorar la transparencia en el precio de la leche y equilibrar la cadena de valor.

Fuente: En Foco XXI – La Capital

(Visited 56 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here