La Fundación Libertad organizó un desayuno con el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y referentes empresarios de varias ramas de la actividad de Rosario. Con amplia predisposición al diálogo, el primer mandatario de la provincia llegó acompañado por su ministro de Economía, Gonzalo Saglione.

Allí, primero escuchó propuestas, inquietudes y algunos reclamos de parte del empresariado presente, sobre todo en lo que refiere a materia impositiva, inseguridad y obra pública.

“No aumente los impuestos; socialice la inversión” para la obra pública, fue una de las sugerencias. En ese sentido, representantes de la Bolsa de Comercio le expresaron su profunda preocupación por los incrementos impositivos que contempla el Presupuesto 2016, tema por el que la entidad había emitido un comunicado a la Gobernación la semana pasada. Incluso, se le consultó si existe la posibilidad de vetar los aumentos en la presión impositiva.

La inseguridad también fue otro de los tópicos. Los empresarios pidieron hincar el diente en este tema “siendo más pragmático y menos político, con medidas más prácticas”. “Acá no se necesita militancia, sino eficiencia y sentido común”, señalaron. Además, también remarcaron que las empresas tienen un gasto enorme en seguridad privada, habiendo tres fuerzas policiales del Estado. “Lo que estamos pagando en seguridad es monstruoso; tenemos más hombres en seguridad que la provincia”.

LA RESPUESTA

Tras escuchar atentamente, el gobernador respondió a cada una de las inquietudes planteadas. Respecto a la obra pública, resaltó que su administración generará mecanismos de inversión público-privada para financiar proyectos y remarcó que recurrirá a organismos multilaterales de crédito para lograr “un fuerte shock de inversión pública”. “Ahora se abre una perspectiva interesante”, dijo, en referencia al gobierno de Mauricio Macri y criticando a la anterior administración, que optó por cerrarse al mundo. “No aspiramos a hacer obra pública con el Presupuesto”, aseguró.

Respecto a la inseguridad, Lifschitz afirmó tener “plena conciencia de las dificultades” que atraviesa la provincia, aunque aclaró que “no es un problema sólo de Santa Fe”. Sostuvo que “no hay una solución que sea de un día para el otro”, pero aseveró que ya están trabajando en medidas para combatir el problema. En ese sentido, indicó que en su gestión habrá un “fuerte control a las fuerzas policiales”, dijo que creará una Brigada Antidrogas, con personal capacitado y que se prepararán fiscales especializados en narcotráfico.

Además, convocó al empresariado a discutir en conjunto propuestas y opiniones, en “algún espacio institucional”, para combatir la inseguridad.

En lo que refiere a tributación, el gobernador reconoció el déficit provincial y ratificó los incrementos de la Ley de Presupuesto. Consideró que se trata de un “presupuesto razonable”, porque Santa Fe, dijo está entre las provincias “con menor carga impositiva”, pero aclaró: “Es un Presupuesto de transición, no es mi presupuesto”.

En ese sentido, el gobernador anunció que conformará una comisión con miembros de entidades privadas para “evaluar propuestas” y “armar un esquema tributario” de cara al 2017, que sea propicio para el sector productivo de la provincia.

Al finalizar el encuentro, el presidente de Fundación Libertad, Gerardo Bongiovanni, agradeció y destacó la presencia del gobernador y llamó a los empresarios a protagonizar un rol “propositivo” en esta nueva etapa.

Tras el desayuno y la charla, Lifschitz se hizo unos minutos más para dialogar personalmente con algunos de los presentes.

Fuente: En Foco XXI – On24

(Visited 12 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here