El tarifazo energético que implica subas de hasta el 300% para algunas industrias, el aumento de costos de metalúrgicos y el temor a un ingreso masivo de productos importados, fueron los temas principales abordados en la reunión que mantuvieron las autoridades provinciales, sindicales y empresariales la semana pasada.

Del encuentro participaron el gobernador Miguel Lifschitz y sus ministros de Trabajo, Julio Genesini, y de Producción, Luis Contigiani; el titular de la CGT, Antonio Caló, el secretario general de la seccional local de la UOM, Antonio Donello, presidente y vice de la Asociación de Empresarios Metalúrgicos (AIM), Claudio Mossuz y Sergio Vacca, y el presidente de Fisfe, Guillermo Moretti.

“Hay empresas como Fundición Martínez que pasaron de una factura de luz $160 mil a otra $650 mil, algo muy difícil de pagar”, dijo Mossuz a punto biz y agregó que además de no ser escalonado, es probable que en marzo vuelva a haber un retoque tarifario. “Está planteado que la suba del kw de producción de energía se revise cada tres meses, por lo que en breve puede haber otro incremento”, explicó.

A los ajustes hechos por Nación se le suman los aumentos aplicados por la EPE para la distribución, lo que agrava aún más la situación. “Hay unas 2500 empresas de la región que se verán seriamente afectadas por este aumento”, complementó Donello.

Por otro lado, trabajadores y empresarios se mostraron preocupados por la nueva política de comercio exterior del Gobierno nacional, ya que temen una apertura indiscriminada de importaciones. “Brasil sigue devaluando y está presionando a Argentina para abrir fronteras, lo que implicaría que ingrese gran cantidad productos muy sensibles a la producción, y a precios muy bajos”, apuntó Mossuz. A eso se suman los de China.

Por su parte el gobernador intentó llevar tranquilidad. “Hasta ahora no vemos definiciones al respecto a nivel nacional; creo que hay confianza en que la macroeconomía y el mercado van a terminar ordenando la situación, pero lo que ocurre es que ese orden siempre se corta por lo más delgado y lo sufren los trabajadores y las empresas”, advirtió Lifschitz.

En cuanto a la órbita nacional, el gobernador se comprometió a “hacer una gestión directa con el ministro de Producción (Francisco Cabrera), pero también con el del Interior (Rogelio Frigerio), porque es una situación que excede el tema de la producción”, dijo.

Fuente: En Foco XXI – Punto Biz

(Visited 15 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here