Ante una sostenida caída en las ventas con destino al mercado interno y la estancada de las exportaciones, Acindar  frenò la producción de su planta en Villa Constitución desde el viernes y por trece días. Al mismo tiempo, la empresa y la UOM firmaron un convenio en el cual la compañía siderúrgica se comprometió a pagar el 85 por ciento de los salarios a trabajadores suspendidos.

En dicho convenio firmado con la venia del Ministerio de Trabajo de Santa Fe, que se extenderá por un año, la fábrica controlada por el grupo Arcelor Mittal, líder en la producción de aceros largos en la Argentina, garantizó pagar suspensiones al 85 por ciento de la remuneración neta del empleado afectado durante los tres primeros meses y el 75 por ciento a partir del siguiente mes.

“Después de tantas reuniones con Acindar logramos firmar un acuerdo que entró en vigencia a partir del 11 de este mes y finaliza el mismo día de 2017”, informó Sergio Pisanelli, secretario adjunto de la UOM Villa Constitución.

Acindar acusó caída en las ventas y adelantó que en abril la demanda interna de acero –sobre todo por el mal momento de la construcción– retrocederá aún más, con lo cual la fábrica prevé un menor volumen de producción.

“Vamos a tratar de evitar que (el parate de la planta) se extienda por más de trece días, para no caer en una nueva suspensión, con un trabajo continuo que venimos haciendo con los compañeros en la acería y que estamos tratando de solucionar”, dijo Pisanelli. Y continuó: “Veníamos discutiendo una parada en la fábrica de diez días y Acindar sostuvo que en los últimos dos meses cayó la producción en 13 mil toneladas. Esto originó tres días más de parada, llegando así a los trece días”.

En este cierre programado de la planta, la empresa obligó al personal a tomarse vacaciones o compensar francos para “no afectar” el empleo. “No puedo asegurar que en algunos casos no haya que llegar a alguna suspensión, pero vamos a ir agotando todas las instancias para no llegar a las suspensiones”, había dicho días atrás el gerente de Relaciones Externas de Acindar, Carlos Vaccaro.

“Los trabajadores no están muy conformes, como tampoco lo estamos nosotros, por eso vamos a ver hasta dónde llegamos con las conversaciones con Acindar”, señaló Pisanelli.

“Es una realidad del país. Están parando todas las actividades, hay despidos y suspensiones masivas. Por eso tratamos de contener a todos los trabajadores, no sólo los que están dentro de la planta, sino también a los talleristas, los cuales dependen también de la empresa madre, que es Acindar, buscando que ningún compañero pierda su fuente de trabajo”, sostuvo el dirigente sindical.

Acindar fue fundada en 1942, cuenta con más de 200 líneas de productos para atender los mercados de construcción civil, industria en general, petróleo, energía, automotriz, agro, herrería y posee instalaciones en Santa Fe, Buenos Aires y San Luis.

Fuente: En Foco XXI – El Ciudadano

(Visited 82 times, 1 visits today)

Comments

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here